BLOG

Modelos de negocio

Para monetizar una idea es necesario montar una empresa rentable, para ello, es esencial diseñar un modelo de negocio. El modelo de negocio es la representación abstracta de la empresa u organización, previa al plan de negocio. Se trata de una propuesta de valor que ofrece un negocio al mercado a sus potenciales clientes. Sin duda, es la herramienta de análisis más clarificadora para saber si realmente la idea de negocio es factible y rentable económicamente. 

Qué es un modelo de negocio

El modelo de negocio es una herramienta que permite conocer con claridad las diferentes soluciones que ofrece un negocio ante una necesidad del mercado. El modelo de negocio de una organización debe ser claro y definir diferentes estrategias de actuación para lograr alcanzar determinados objetivos.  Con el modelo de negocios se debe señalar el valor del producto que se quiere introducir en el mercado y a qué tipo de público va dirigido. 

Los modelos de negocio son esenciales para iniciar las operaciones de una organización, sin duda, son un gran aliado para la planificación empresarial. Pero exactamente, ¿cómo se ejecuta un modelo de negocio? Para diseñar un modelo de negocio primero se debe diferenciar de un plan de negocios. 

Es cierto, que los modelos de negocios y los planes de negocios están vinculados entre sí. Las dos herramientas son esenciales para iniciar el funcionamiento de cualquier organización. No obstante, cada uno cuenta con su funcionalidad específica y se debe aplicar en diferentes etapas de una startup o empresa buscando la consolidación del negocio. Algunas de las diferencias más significativas entre modelos de negocio y planes de negocio: 

Plan de negocios: 

  • Organizan las actividades internas del negocio, por ejemplo: delegar funciones, generar estrategias para fomentar la productividad…
  • Define objetivos, métodos y formas de trabajo de la compañía. 
  • Guía para cumplir las metas de la organización. 

Modelos de negocio: 

  • Fórmula general que permite definir las principales características de un producto o servicio. 
  • Permite estructurar el funcionamiento de una empresa dependiendo del tipo de respuesta del mercado. 
  • Su objetivo es brindar un contexto general del público al que se dirige la propuesta. 
  • Ayudan a reflexionar con antelación sobre las exigencias del sector.

En resumen, el modelo de negocio se debe comprender como un esquema para comprender todo lo necesario para arrancar el proyecto. De este modo, se deben definir de manera correcta y clara las propuestas de valor, los clientes objetivos que pagarán por ello, cuánto costará alcanzarla y tener presente el concepto de pivotar una empresa. Asimismo, esta técnica facilita las siguientes labores: 

  • Canales necesarios para dar a conocer el negocio. 
  • Cómo se debe formar el equipo y su cadena de colaboradores. 
  • Oportunidades para innovar. 
  • Conocer a la competencia. 
  • Recursos imprescindibles para lograr alcanzar la oferta de valor. 

modelos negocio financiero

Características de un modelo de negocio

Aunque existen varios tipos de modelos de negocio, todos respetan las siguientes características: 

Definir oferta de valor

Mediante una investigación detallada se debe encontrar un problema en el mercado, principalmente, centrado en diferentes grupos demográficos y contextos localizados. Tras identificar el problema, la organización busca una solución factible. La idea de negocio debe ser útil para satisfacer la necesidad y no representar una copia de otros productos ofrecidos por la competencia. De este modo, el producto o servicio se vuelve más atractivo y no se ve percibido como un simple producto. 

Definición del cliente objetivo

Cuando se identifica el problema, es conveniente analizar el público al que afecta el mismo. El objetivo es conocer con mayor claridad a la gente que afecta el problema, su contexto social, demográfico, situación económica y demás características. De este modo, se puede llegar a conocer a quienes realmente pueden estar interesados por el producto o servicio, cuánto estarían dispuestos a pagar por él y de qué forma se puede hacer atractivo para la audiencia. En este sentido, es crucial ofrecer una propuesta de valor adaptada a un sector específico de la población

Rentabilidad

Todas las compañías tienen como objetivo principal la rentabilidad. Sin embargo, si no se investiga en profundidad el valor de la propuesta y el público objetivo, es imposible alcanzar la rentabilidad. Principalmente, se debe lograr que la producción de la oferta de valor no sea más costosa que las ventas. Sin embargo, esto no se logra con unos simples cálculos, es importante tener en cuenta que los costes operativos, la logística, el transporte, los trabajadores y la materia prima. 

Tipos de modelo de negocio

Más allá de las características generales, es importante tener en cuenta los tipos de modelos de negocio más significativos. Existen multitud de tipos de modelos de negocios diferentes, por ello, en Vannilo Holding nos centramos en los señalados por Guy Kawasaki:

Multicomponente

El modelo multicomponente es útil para hacer escalar tu negocio y se basa en vender un único producto en diferentes lugares del mundo, a diferentes precios y presentaciones. El producto es el mismo en todos los espacios, pero el contexto no. Un ejemplo muy singular es el caso de Coca Cola. La compañía internacional vende un mismo refresco en todo el mundo, con diferentes precios e incluso presentaciones distintas. 

Líder del mercado

Algunos eruditos de la economía no lo tratan como un modelo de negocio, sino más bien como una estrategia. El modelo líder del mercado se basa en diseñar productos diferentes y, sobre todo, innovadores que satisfagan necesidades de los clientes. Además, estos productos deben ir acompañados de precios elevados por su valor en el mercado. Por ejemplo, Apple ofrece productos únicos a precios altos, este hecho no supone un problema para la compañía, ya que su marca es sinónimo de estatus social. 

Cebo y Anzuelo

El modelo cebo y anzuelo se basa en vender productos a un precio bajo hasta rozar las pérdidas (cebo), este hecho favorece la compra de un segundo producto o servicio de forma repetitiva (anzuelo). Hay muchos ejemplos de este modelo, uno de los más claros es el empleado por la marca Gillette. Durante la primera Guerra Mundial regaló multitud de maquinillas a los soldados americanos, posteriormente, aumentaron sus ventas elevando el precio del producto. 

Actualmente, Nintendo sigue manteniendo esta estrategia comercial, baja sus precios en las consolas más nuevas, para que los usuarios compren posteriormente diferentes juegos a precios elevados. 

modelos de negocio

Freemium

El modelo freemium consiste en ofrecer productos o servicios de manera gratuita a modo de prueba. Este modelo combina diferentes estrategias de persuasión con el objetivo de lograr más ventas en las versiones premium o de pago. Los casos más populares son Spotify, Netflix o HBO. 

Eyesballs

El modelo eyesballs se trata de atraer tráfico a un sitio web mediante la publicación de contenido relevante para los usuarios. Este modelo de negocio es el empleado por las redes sociales Instagram, Facebook, Twitter e incluso el buscador Google. 

Producto Virtual

Los productos virtuales no tienen costes de mantenimiento. Es una variedad de elementos que han crecido llamativamente en los últimos tiempos. Son productos ofrecidos por internet, por lo general, en formato imagen, vídeo o PDF. De este modo, los diferentes cursos online o videojuegos como los SIMS son modelos de negocio de producto virtual. 

Afiliación

El modelo de afiliación consiste en ganar dinero mediante la venta de servicios a cualquier cliente potencial. Para ello, se crea una red comercial dispuesta a dar a conocer un producto o servicio a cambio de una comisión. Un ejemplo muy empleado en las redes sociales son los embajadores de marcas.

Suscripción

El modelo de suscripción consiste en rentabilizar el producto o servicio mediante el pago de una suscripción. Por ejemplo: Netflix, HBO, Disney, Amazon Prime, etc., a través de una suscripción mensual o anual, los clientes pueden disfrutar de un amplío catálogo de series o películas. 

Peer to Peer

El modelo peer to peer está basado en la red de ordenadores. El modelo de negocio emplea la tecnología como medio de intercambio entre clientes y oferta. Ejemplos de este modelo son: Airbnb, Mercado Libre, Blablacar, Vinted, etc. 

Franquicia

Cuando un negocio ya ha tenido éxito, no es mala idea convertirlo en una franquicia. De esta manera, un tercero puede aprovechar todos los beneficios de una marca (identidad corporativa, productos, servicio, reputación, etc.) para generar ingresos. Asimismo, la empresa origen cede los derechos para expandir la presencia del negocio en nuevas localidades. 

Artesanía

Un modelo de negocio es artesano cuando se da prioridad a la manufactura. Además, se entiende como artesanos todos los productos cuya calidad es superior, son producto único y elaborados sin importar el precio. 

De esta forma, si se pretende llevar a cabo una idea y se quiere diseñar un modelo de negocio, es esencial incluir los siguientes factores: 

  • Negocio rentable. 
  • Negocio escalable. 
  • Negocio repetible. 

Es cierto, que diseñar un modelo de negocio no es una tarea sencilla, es necesaria dedicación y realizar un análisis pormenorizado. Si no sabes bien por dónde empezar, te recomendamos que contactes con alguno de nuestros asesores. En Vannilo Holding podemos elaborar junto a ti un modelo de negocio con los principales elementos a incluir respetando tu idea de negocio. No lo dudes más, contacta con nuestro equipo de asesores. En Vannilo Holding somos especialistas en alcanzar objetivos de negocio.


CONTACTO

Facebook
Twitter
LinkedIn
Otros artículos